viernes, 12 de julio de 2013


CAPITULO 1 : EL INICIO


Un día soleado, un día lluvioso, un día nublado, yo sentía  que todo eso aquel dia  que  salí, es lo que percibí .
Era  el año 2035 no  tan lejos de  nuestra época  y  casi nada  había  cambiado yo aun me  seguía  sintiendo la  misma persona  de la década  pasada.
Según recuerdo cuando era niño veía en la  televisión que las  grandes  empresas hacían grandes  descubrimientos, avances tecnológicos y  otros  grupos imponían tendencias para aumentar el consumo de algún producto. Así que  soñé con un mundo lleno de  maravillas pero como todo lo que  toca  el hombre  por mas necesario, novedoso que sea estos  se  distorsionan para  bien y provecho de algunos, buscando siempre satisfacer su hambre de tenerlo todo.
Pero en la  actualidad esto solo provoco que aumenten en número de  ciudades y que crezcan enormemente, esto era de  esperarse cada  día el mundo crece más, y así como crecemos también nuestras  necesidades, el cual provoco que la  tecnología se apodere de la libertad, pero ¿si todos somos libres de hacer  lo que se nos  venga en gana? Entonces  a que libertad me refiero.
Las personas ya no buscaban, innovaban, no creaban nada, la tecnología estaba reemplazando y programando su día a día en general de la mayoría de ciudadanos todo ya casi estaba sistematizado manejado por computadoras y otros  inteligencias artificiales (AI).
Pero yo buscaba algo más que quizás tenga que inventarlo yo, oh yo que sé, a la gran mayoría de personas esto les parecía como decirlo “entretenido”, pero para mí solo eran personas  adormecidas o atontadas que no  pensaban por si mismas.
A pesar de toda esta  tecnología  y estos sistemas que implantaron para manejarlos, el ser humano siempre  seguirá siendo un humano con defectos y algunas cosas nunca cambiaran o incluso peores de lo que  fueron ,ya que esta  época de tecnología que  vivimos  facilita tanto algunas  cosas que  las personas desechan los  valores, virtudes, etc. Y solo se quedan con los vicios y otras vanidades.
Ya eran casi las  seis de la tarde, ya casi caía la noche, por un rato me perdí en mi mente  no se qué pensaba no lo recuerdo  y sin darme cuenta eran ya las  siete de la noche yo encontrándome en la calle caminando si rumbo alguno  como de costumbre, observando a las personas, el lugar, el más mínimo ser que llame mi atención para poder salir de mi trance mental que me aísla de su mundo al mío donde el pensamiento no existe y solo soy un recipiente  vació hasta que alguien toca la puerta de mi mente invitándome a captar lo que me rodea.
Todo esto sucedía tan rápido en el mundo real y en el mío todo pasaba lento o eso pensaba, pero siempre alguien rompía mi trance al observar su belleza en una ciudad tan podrida donde una planta no tenía lugar donde  habitar.
Regresando a casa devuelta por el mismo rumbo levante la mirada ya que algo no era  normal, y deslumbre en el cielo una luz que descendía a la tierra así que pensé, será una de esas  estrellas  fugases que ya no se  ven por las  luces de la ciudad, pero me hizo recordar a lo que me decían mis mayores en ese entonces , sobre  pedir un deseo cuando veas una  estrella fugaz, pero esta estrella era hermosa tenía un cuerpo naranja y un centro amarillo tenia colores tan vivos ,hasta que las luces de la gran ciudad lograron apocar su brillo.
Y así termino mi noche, una noche iluminada de  azul, naranja y amarillo, pero quizás nadie se percato de lo sucedido ya que el cielo ahora es  artificial.
                                  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

2